¿Tu trabajo es exigente? Este es tu portátil.

Microsoft presenta el penúltimo dispositivo de la familia Surface. Después del fantástico todo-en-uno que comentamos en el anterior post de esta categoría y de la tableta que ya comentamos en su día, solo faltaba el portátil y el móvil; el futuro Surface Phone que aún no sabemos si sustituirá a los Lumia o lo lanzarán, de forma paralela, como producto premium y que será el dispositivo que complete la familia Surface.

Sigue leyendo ¿Tu trabajo es exigente? Este es tu portátil.

Claves para elegir tu tableta profesional

De un tiempo a esta parte están proliferando las tabletas profesionales, se anuncian intentando dejar en la mente del consumidor que, esta vez si, serán capaces de suplir a un ordenador portátil.

Las ventajas de una tableta respecto a un portátil, eran evidentes. Menor peso, menor tamaño (prácticamente puedes llevarla en la mano como un cuaderno), mayor autonomía (aguanta perfectamente la jornada laboral) y la ventaja de encenderla y “apagarla” simplemente abriendo y cerrando la tapa sin esperar un proceso de arranque como un pc clásico que era desesperante en muchos casos.

Sin embargo, no son pocos lo que, después de haber hecho el cambio, se han dado cuenta que con la tableta no pueden hacer lo mismo que hacían con el portátil; entre otras cosas porque no tienen sistema operativo de ordenador, sino de móvil, por lo que, básicamente con una tableta se hace lo mismo que con un móvil, pero con la comodidad de tener una pantalla más grande. Básicamente un ipad es un iphone pero con la pantalla grande, cuando si de verdad hubieran querido hacer un ordenador, hubieran hecho un MacBook con pantalla táctil

Entonces descubren, no sin cierto fastidio, que realmente no pueden prescindir de un PC o un Mac, sino que la tableta es un dispositivo que aumenta la movilidad pero es complemento de éstos.
La política de Apple y Android en sus tabletas, ha sido, hasta ahora, inundar sus tiendas de aplicaciones de uso personal y doméstico, (con alguna rara excepción), dejando el terreno profesional a los portátiles y ordenadores de sobremesa.
Ahí es donde Microsoft, que venía con mucho retraso en el terreno de la movilidad, vio nicho de mercado, lanzando su tableta Surface. Otras marcas como Acer, también vieron ese potencial, lanzando al mercado tabletas y portátiles convertibles de gran potencial.
Surface, no montaba Windows Mobile de los móviles microsoft, sino que montaba el mismo Windows que sus portátiles y ordenadores de sobremesa. Es decir, ya estábamos hablando de todo un PC, el mismo PC donde puedes instalar el mismo software de facturación, el mismo ERP, o el mismo Autocad que tienes en la oficina. El mismo PC donde puedes conectarle el teclado que quieras y, sobre todo, el ratón, si has leído bien, he dicho ratón (que maravillosas cinco letras) que consigue que seleccionar texto no se convirtiera en algo imposible.
Además Surface añadía una mejora, para cuando estamos de pie o tenemos que tomar nota sobre la marcha. Un lápiz interactivo que permite usar la tableta de una forma mucho más natural que con los dedos. Desde pequeños estamos acostumbrados a escribir con un lápiz en el cuaderno, y el escribir en una tableta no tendría porqué cambiar esa costumbre.
Surface es un acierto en el mercado profesional, pero a Microsoft aún le quedaba una carta por jugar en la informática empresarial. Office. El paquete ofimático más usado del mundo, en surface y en el resto de tabletas con Windows está como pez en el agua. Si a eso le añadimos que Office original viene de serie con 1Tb de espacio en OneDrive (la nube de Microsoft), la opción es mas que apetecible. La guinda del pastel para entorno empresarial es usar un teléfono Windows Phone, que también viene con Office y Onedrive de serie, y es totalmente compatible, para usar y editar los documentos Word o las hojas Excel de forma totalmente sincronizada con tu entorno de trabajo.
 

 
Rápidamente Apple y Samsung han caído en la cuenta que, a pesar de tener el mercado doméstico y personal prácticamente a sus pies, en el mercado profesional les había salido un competidor que mejoraba sus productos por todos los flancos. Por ello se han apresurado a lanzar sus soluciones para el mercado profesional, creando unos productos que, a primera vista, y a pesar de la calidad que indudablemente tienen, parecen un poco improvisados.
Apple ha lanzado el iPad Pro. A priori es un ipad mejorado con un rendimiento mejor, que es capaz de trabajar en multitarea (los anteriores no podían). Añade como novedad el Pen interactivo, muy parecido al de surface y la funda con teclado, también parece copiado de directamente de Surface. Y publicitan a bombo y platillo, que cuenta también con Microsoft Office (Gates debe estar revolcándose de la risa). La única ventaja que le encuentro para este uso es que es bastante más económico que Surface.
Veo interesante este iPad, aparte de la necesidad de movilidad, nuestro uso va estar en el campo de las artes gráficas o de la música, campos donde este iPad es fantástico y además tiene muy buenas aplicaciones. Pero francamente adquirir un iPad para usar Office, no lo veo. Para este uso, mejor una tableta con Windows 10.
La tableta profesional de Samsung es la Galaxy TabPro S. En este caso, Samsung ha tenido que lanzar su tableta con Windows 10, (hubiera sido de chiste lanzar una tableta profesional con Android). La calidad está fuera de toda duda con una pantalla SuperAmoled con una resolución bárbara. Solo le veo un pero, y es que se va algo de precio poniéndose al nivel de la Surface 4 Pro.
Resumiendo. Si queremos una tableta que haga lo de un PC, mejor elegimos un PC con forma de tableta.
[sgmb id=”1″]